domingo, 14 de abril de 2013

Agosto 2007. China. Día 3: Beijin.

Empezamos el día visitando uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad la Plaza Tian'anmen, sus   dimensiones son impresionantes y está flanqueado por diferentes edificios, 



pero el más importante es la Ciudad Prohibida.


Pasamos toda la mañana recorriéndolo.



Cuando salimos nos vamos a comer y después a visitar el Palacio de Verano.




Para acabar la tarde disfrutando de un espectáculo de acrobacia.

Cuando salimos, nos llevan al Mercado de la Seda pero como nosotros ya habíamos estado el día anterior decidimos ir a la Plaza de Tian'anmen.

Cenamos en un local delante del Mercado de la Seda y todavía hoy nos preguntamos que era lo que comimos.

Cogemos el metro y cuando salimos la visión de la Plaza era totalmente diferente que por la mañana. Los turistas habían casi desaparecido y la gente autóctona había aparecido haciendo volar cientos de cometas por el cielo de Beijin. Es una de las grandes aficiones de los chinos.


El regreso al hotel fue un poco complicado porque no encontrábamos ningún taxi y el que encontrábamos nos querían cobrar muchísimo más de lo que nos había dicho el guía que teníamos que pagar.

Decidimos regatear igual que habíamos hecho el día anterior con las compras en el mercado y con un buen precio, regresamos tranquilamente al hotel.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada