domingo, 19 de agosto de 2012

Semana Santa 2006. Praga. Día 6: Praga - Igualada

Nos levantamos con tristeza al pesar que hoy debemos regresar a casa.

Después de desayunar, atravesamos por última vez el Puente Carlos, y no podemos dejar de emocionarnos al contemplar las diferentes esculturas que lo componen.


Cogemos en el metro y el autobús que nos llevan al aeropuerto, y esta vez sin complicaciones embarcamos y realizamos el enlace en Berna.

Mientras volamos, es hora de reflexión:

Hemos estado en un hotel encantador, cerca de un gran monumento que lo hemos podido atravesar varias veces cada día para no perdernos ningún detalle. Una gran ciudad, llena de rincones que merecen ser visitados. En definitiva, si San Juan Nepomuceno tiene razón, volveremos a visitarla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada