jueves, 15 de septiembre de 2011

Agosto 2005. Tailandia. Día 2: Helsinki - Bangkok.

Llegamos a Bangkok a primera hora de la tarde, cansados por la cantidad de horas despiertos que llevábamos.

Después de dejar las maletas y de una buena ducha para recuperarnos, quedamos con todo el grupo para realizar nuestro primer masaje.

Bajamos antes de la hora pactada, por lo que decidimos hacer un paseo por los alrededores del hotel.

El choque de calor y humedad fue impresionante, y los primeros conductores de tuk-tuks ya empezaban a llamarnos.


La cantidad de coches circulando era enorme, no había semáforos para los peatones y el policía sólo dirigía el tránsito rodado, por lo que aprendimos rápidamente a saltar a la calzada y confiar que los coches parasen.

Durante nuestro breve paseo encontramos puestos de comida, de hacer copias de llaves, de limpiar zapatos, ... todos callejeros.


Volvimos al hotel alucinados con los primeros diez minutos en Bangkok, y dispuestos a disfrutar del merecido masaje.

Salimos como nuevos y con el apetito bien abierto, encontramos un restaurante italiano cerca del mercado de Pat Pong.

Aquí descubrimos que todo pica, así que a partir de hoy el "NO CHILLI" sería lo primero que diríamos en los restaurantes.

Acabamos el día dando un paseo por el mercado y volviendo al hotel a descansar de este duro día.


HELSINKI - BANGKOK


Ver mapa más grande

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada