domingo, 5 de diciembre de 2010

Agosto 2003. EEUU - Costa Oeste. Día 7: Los Angeles

Hoy llegamos a la ciudad más grande del estado de California y las últimas horas con todos nuestros compañeros del autobús.

La entrada a Los Angeles es espectacular. Autopistas a diferentes niveles y de seis carriles por sentido.

Pasamos la mañana dejando a la gente en los diferentes hoteles de la ciudad. La mayoría se encontraban en la zona financiera, aquí están los mejores hoteles, pero desértica porque era fin de semana, aunque aprovechan esta tranquilidad para poder grabar diferentes escenas de películas, llegando incluso a cerrar avenidas enteras.

Nosotros fuimos los últimos. Nuestro hotel estaba situado algo más céntrico, en la zona del arco iris, pero con gente caminando por sus calles.

Después de dejar el autobús y despedirnos del chofer y guía, que nos había acompañado los últimos días, entramos al hotel. También era de ambiente y en la habitación había espejos hasta en el techo!!!!

Tras dejar las maletas y comer algo en un Starbucks cerca del hotel, decidimos pasar la tarde en Santa Mónica.

El recepcionista del hotel nos había dicho que teníamos que coger un autobús que nos llevaría directos pero cuando llegó, el chofer no nos dejo subir. Ha saber ha donde iba!!!!

Preguntamos en un súper cercano y tras informarnos subimos al autobús correcto, dentro éramos los únicos blancos.

El lugar es idéntico al que ya hemos visto mil veces en la serie "Los vigilantes de la playa". Con la noria, los restaurantes y las tiendas llenas de gente.


Lo que realmente nos sorprendió fue la cantidad de gente que se baña en el Océano Pacífico en camiseta, así que los esculturales cuerpos de los vigilantes no los vimos por ningún sitio.

Acabamos la tarde en una zona peatonal cerca del muelle llena de tiendas y restaurantes y con mucho ambiente por sus calles.

Después de cenar y de coger el autobús,llegamos a nuestro barrio, lleno de ambiente y sin problemas para poder hacer un paseo tranquilamente antes de ir a dormir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada