sábado, 25 de septiembre de 2010

Agosto 2003. EEUU - Costa Oeste. Día 3: Las Vegas - Fresno

Después de un buen desayuno en el buffet del hotel, nos disponíamos a empezar la ruta en autobús por la Costa Oeste.

Hoy era un día de tránsito hasta Fresno, atravesando parte del desierto de Nevada y de las zonas más áridas de California.

La anécdota llegó cuando, en medio del desierto ,hacía un calor insoportable dentro del autobús. Llegamos a un pueblo y cuando bajamos la sensación fue que se estaba mejor en la calle que dentro, aunque fuera estabamos a 40ºC.

Nos comentaron que el aire acondicionado se había estropeado e intentarían arreglarlo, y si no era posible cambiaríamos de vehículo.

Recorrimos el pequeño pueblo, no me acuerdo del nombre, y comimos en el típico bar de carretera de las peliculas americanas.

Después de perder todo el día en este minúsculo enclave, nos vinieron a buscar porque no habían podido arreglarlo. Nos llevaron donde teníamos las maletas, recuerdo que atravesamos una zona con casas aisladas de madera y con mucha chatarra en el mismo recinto. Realmente estabamos en la america profunda.

Recogimos todas nuestras pertenencias de un autobús y lo trasladamos al otro llegando a Fresno a la hora de cenar. Durante el trayecto nos estubimos quejando por perder todo el día y conseguimos una cena gratis en San Francisco, ya que no teníamos todas las cenas pagadas.

Desaprovechamos todo el día en un pueblo perdido del desierto, pero vimos algunas cosas que no se ven en los viajes organizados.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada